Anclademia

Club de Navegación

¿Eres un apasionado de la navegación?

Navegar al alcance de todos. Nosotros ponemos el barco y tú las ganas. 

Un club creado para personas que quieran navegar todo el año, mejorar sus habilidades técnicas o simplemente disfrutar del mar.

¿Se puede trabajar con el PER?

Una de las preguntas más frecuentes en torno a las titulaciones náuticas en España reside en si se puede trabajar con el PER. Navegar una embarcación requiere de determinadas formaciones, unos conocimientos que deben corresponderse con la envergadura y las características de las naves que se vayan a manejar.

Para dar respuesta a esta cuestión, conviene ahondar en el tipo de conocimientos que ofrece, qué embarcaciones permite navegar y cómo se puede aplicar este aprendizaje en el ámbito profesional. 

Por lo pronto, te adelantamos que se puede trabajar con el PER siempre y cuando dispongas de otras formaciones complementarias.

¿Qué es el PER?

El PER (Patrón de Embarcaciones de Recreo) es un título náutico definido en la legislación española -concretamente en el Real Decreto 875/2014-, en la que se determinan las diferentes formaciones que se requieren para navegar en nuestro país en función del tipo de embarcación que se desee manejar.

En este caso nos referimos a la titulación de Patrón de embarcaciones de recreo, aunque existen diferentes titulaciones con mayor o menor relevancia dentro del contexto de navegación con embarcaciones de recreo.

En un principio este tipo de titulaciones no permiten la navegación profesional o la realización de cualquier tipo de servicio profesional, sin embargo existe la posibilidad de poder trabajar con el PER después de adquirir nuevas formaciones complementarias.

¿Es posible trabajar con el PER?

A priori, la legislación vigente nos indica que no se puede trabajar con el PER por sí sólo, sino que se requiere de formaciones complementarias para hacerlo. Tal como explicamos a continuación, estos complementos tienen que ver principalmente con la seguridad, aunque también son útiles otras extensiones relacionadas con las características de las embarcaciones y el tiempo de navegación.

Así pues, existe la posibilidad de incrementar la formación náutica más allá del título de patrón de embarcaciones de recreo, obteniendo los conocimientos necesarios para desempeñar la navegación en el ámbito laboral. Pero, ¿cuáles son las exigencias legales que se precisan para trabajar con el PER?

Requisitos necesarios para trabajar con el PER

Para poder trabajar con el PER es totalmente obligatorio que obtengas un certificado de Formación Básica en Seguridad Marítima. Aun así, en el ámbito profesional únicamente es posible desempeñarse a una distancia máxima de 5 millas desde la costa y siempre y cuando la embarcación no transporte pasajeros bajo ningún concepto.

Además de esta formación imprescindible, también es esencial contar con las pertinentes ampliaciones para poder trabajar con el PER, como las prácticas de 24 horas para navegación a Baleares -que permiten superar las 12 millas de distancia con la costa-, la ampliación a 24 metros de eslora -el PER básico permite 15 metros- o la habilitación de navegación a vela -16 horas manejando un velero-.

¿En qué se puede trabajar con el PER?

Cuando se obtienen todas estas titulaciones sí es posible trabajar con el PER, aunque la legislación también determina cuáles son las atribuciones profesionales a las que podrías acceder. No obstante, como decimos este desempeño nunca podrá exceder de las cinco millas alejándote de las costas españolas y siempre deberá desarrollarse en motos náuticas o embarcaciones de recreo, pero, ¿en qué actividades es posible su aplicación?

Estas tareas van desde el manejo de embarcaciones de socorrismo, la prestación de servicios de transporte marítimo entre puertos y naves, la tripulación en buques de recreo o la realización de maniobras concretas en aguas portuarias. 

Por último, con el PER se puede trabajar como patrón en pruebas marítimas. Como ves, en ningún caso existe el transporte de personas.

¿Qué tipo de embarcaciones se pueden navegar con el PER?

Cuando se obtiene la titulación de patrón de embarcaciones de recreo, únicamente es posible navegar embarcaciones indicadas en las listas sexta y séptima, que se corresponden con embarcaciones de recreo -ya sea con ánimo de lucro o no-. 

No obstante, con las ampliaciones señaladas, también podrás manejar buques de administración, defensa y salvamento, incluidos en la lista octava de la clasificación de embarcaciones y buques.

De este modo se puede trabajar con el PER siempre y cuando las naves sean propiedad de entidades públicas, o a organizaciones y asociaciones dedicadas a funciones científicas, humanitarias o de seguridad.

Algunos ejemplos de estas instituciones serían Cruz Roja, Protección Civil o algunas ONG dedicadas al salvamento marítimo, además de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

El papel del PER en determinadas oposiciones a funcionario

Este último punto nos lleva a uno de los aspectos más interesantes a la hora de trabajar con el PER. En muchas localidades costeras se exige el PER para opositar a cuerpos como guardia civil, bomberos o policía, ya que en muchos casos se dedican a estas labores de defensa y salvamento. En ubicaciones donde no es obligatorio el PER puede sumar puntos en la oposición.

¿Por qué formarte como patrón de embarcaciones de recreo?

El título de patrón de embarcaciones de recreo es una formación que llama la atención por sí misma, ya que permite a quienes lo poseen manejar embarcaciones lo suficientemente grandes como para disfrutar de la navegación en alta mar. Si a esto añadimos que con el PER se puede trabajar en determinados casos, parece evidente que merece la pena su obtención.

Post Relacionados

Descuento en todos los cursos
20% OFF
20-OFF
0
días
0
horas
0
minutos
0
segundos
es_ESES