Anclademia

Club de Navegación

¿Eres un apasionado de la navegación?

Navegar al alcance de todos. Nosotros ponemos el barco y tú las ganas. 

Un club creado para personas que quieran navegar todo el año, mejorar sus habilidades técnicas o simplemente disfrutar del mar.

¿Por qué se matriculan los Barcos con Bandera Polaca?

Cada vez resulta más frecuente ver en los puertos deportivos de nuestro país la bandera polaca. Barcos matriculados en Polonia para navegar por aguas españolas, ¿por qué es tan habitual y qué sentido tiene? Del mismo modo que hasta hace poco era común encontrar estandartes neerlandeses en los buques, esta nueva tendencia reviste numerosas ventajas sobre la anterior.

No obstante, hablamos de una práctica que no exime del cumplimiento de la legalidad, si bien es común recurrir a la matriculación con banderas extranjeras por diversos motivos. En el caso de la bandera polaca, barcos de todas las envergaduras están apostando por ella, por eso conviene entender qué debemos hacer si optamos por esta alternativa y qué beneficios obtendremos.

¿Se puede utilizar la bandera polaca en barcos?

Para comprender el uso de la bandera polaca en barcos es preciso explicar que se trata de un pabellón, es decir, una bandera oficial que nos indica que la embarcación pertenece a este país y que está inscrita en el Registro Marítimo de Polonia.

Pero entonces, ¿por qué la utilizan tantos buques en España? Porque cualquier nave de recreo cuya eslora mida entre 2,5 y 24 metros debe matricularse, y nada impide a los usuarios registrarla en el Ministerio de Economía Marina y Navegación Interior polaco -ni en ningún otro país extranjero-.

De hecho, la posibilidad de hacerlo está contemplada explícitamente en la legislación española, concretamente en el Real Decreto 875/2014, en el que están reguladas las titulaciones náuticas para el gobierno de embarcaciones de recreo.

Te interesa: ¿Qué información contiene la matrícula de un barco?

¿Qué beneficios ofrece la matriculación polaca en barcos?

Como es lógico, este tipo de matriculación de barcos no se trata de un capricho. Existen argumentos que avalan a quienes optan por la bandera polaca. Barcos con banderas como la belga o la holandesa también son frecuentes, pero lo cierto es que, al tratarse de la emisión de un estado y no de una organización privada, la matrícula de Polonia es la que ofrece mayores ventajas.

En primer lugar, está totalmente permitido navegar una embarcación polaca con titulaciones expedidas en España y es la opción más económica, puesto que no caduca nunca -es un abanderamiento definitivo que no deberás renovar-. Por otra parte, la propia bandera de Polonia, al tratarse de un estado miembro de la Unión Europea, es al mismo tiempo una matrícula.

En este sentido, cabe indicar que las embarcaciones requieren del llamado MMSI -la identidad del servicio móvil marítimo-, un número que se utiliza para identificar las naves a efectos de radiocomunicaciones y de seguridad que se atienen al Sistema Mundial de Socorro y Seguridad Marítima (SMSSM), y que también puede ser expedido desde Polonia.

Por último, existen situaciones en las que este tipo de gestión es la única posibilidad. Y es que cuando un barco no ha sido matriculado previamente -porque no era necesario en su lugar de procedencia, porque no había navegado anteriormente en mar abierto o por cualquier otro motivo- no puede inscribirse como embarcación en España, pero sí con bandera polaca; un trámite que resulta ágil y económico.

¿Qué se necesita para obtener la bandera polaca?

Más allá de los beneficios que supone, la posibilidad de instalar la bandera polaca en un barco también conlleva el cumplimiento de una serie de requisitos. En primer lugar, existen tres supuestos a la hora de dar la embarcación de alta: si procede de otro país habrá que certificar la baja, si es de segunda mano, aportar el contrato de compraventa a nombre del titular y, si es nueva, entregar la factura con el IVA desglosado.

Por otra parte, también es requisito imprescindible incluir fotografías del barco en las que aparezcan datos como el número de serie del motor, el número CIN de identificación -que muestra código del constructor, código del país del fabricante, año del modelo, mes y año de fabricación y un número de serie único-, y el lateral de la nave.

Asimismo, en caso de tenerlo, también se necesita el Certificado de Conformidad Europea del motor y del casco del buque. Este documento puede sustituirse por informes técnicos o certificados de navegabilidad emitidos por otros países cuando sean de fabricación anterior a 1998, que no presentan marcado CE. Como opción alternativa si esto no es posible, se requiere declaración responsable por parte del titular del barco.

Documentos necesarios para la obtención de la bandera polaca

Además de las formalidades anteriores, también es esencial presentar una serie de documentos para la obtención de la bandera polaca -barcos que requieran del MMSI necesitan incluir documentación extra-. En este caso se trata de aportaciones más específicas relacionadas con la identificación de la nave y del propio titular:

  • Declaración de conformidad europea del motor y del casco.
  • DNI o pasaporte del propietario.
  • Apoderamiento -para lo que se requiere una persona apoderada en Polonia-.
  • Certificado de baja de la bandera de procedencia en caso de que la hubiera.
  • Las mencionadas fotografías a color del número de serie y del lateral del buque.
  • Factura o contrato de adquisición de la embarcación.
  • Si se necesita MMSI, debe aportarse una declaración escrita de conformidad europea en cada tipo de comunicaciones a registrar -documentada en el manual de usuario de cada equipo- y la certificación náutica del patrón demostrando su formación en radiocomunicaciones marítimas.

Te interesa: ¿Qué documentación tiene que llevar un barco?

¿Por qué es habitual solicitar la bandera polaca para un barco?

Además de las ventajas que hemos mencionado, cabe destacar que la bandera polaca permite las mismas licencias de navegación que la española, pero no exige que las embarcaciones pasen ninguna ITB ni implica obligatoriedad de incluir materiales concretos de seguridad.

Ahora bien, tanto el mantenimiento de la embarcación como la seguridad de la misma son responsabilidad de su propietario. Lo recomendable es tener el máximo cuidado posible en todos los aspectos para garantizar el buen funcionamiento de la nave y la protección de sus usuarios.

Post Relacionados

Descuento en todos los cursos
20% OFF
20-OFF
0
días
0
horas
0
minutos
0
segundos
es_ESES