Anclademia

Club de Navegación

¿Eres un apasionado de la navegación?

Navegar al alcance de todos. Nosotros ponemos el barco y tú las ganas. 

Un club creado para personas que quieran navegar todo el año, mejorar sus habilidades técnicas o simplemente disfrutar del mar.

¿Qué es un chárter náutico y cómo funciona?

Si te gustaría navegar y te estás planteando hacerlo durante tus vacaciones, deberías saber que es mucho más fácil de lo que crees. Contratar un servicio de chárter náutico te permitirá pasar unas horas, días o semanas a bordo de una embarcación, independientemente de si eres tú quien la maneja o necesitas la ayuda de un patrón de embarcaciones de recreo.

¿Qué es un chárter náutico y en qué consiste el servicio?

El chárter náutico es un servicio de alquiler de una embarcación, como puede ser un yate, un velero o una pequeña lancha, siempre que sea para uso recreativo. Es una oportunidad para poder navegar sin poseer un barco, alquilando la nave que mejor se adapte a las necesidades del grupo durante un periodo que puede ir desde unas cuantas horas hasta incluso algunos meses.

Este tipo de servicios, sobre todo cuando se contrata para espacios de tiempo breves, suelen incluir patrón -en ocasiones también tripulación-. Cuando hablamos de periodos más largos es más frecuente que al menos uno de los clientes tenga algún título de navegación que le permita manejarlo, porque de lo contrario el servicio de chárter náutico sin capitán no sería posible.

Cómo funciona un chárter náutico exactamente

Para entender cómo funciona el chárter náutico debemos hablar de las características del servicio estipuladas en la firma del contrato de alquiler, a las cuales habrá que adaptarse en todo momento. Nos referimos a cuestiones como la ruta a recorrer y los posibles destinos que incluye, la duración del periodo y el tipo de embarcación que se va a arrendar.

También deben quedar determinadas algunas cuestiones como el número de pasajeros, la posibilidad de incluir o no tripulantes, el método de pago y reserva o las condiciones de devolución de la embarcación.

Por último, se incluyen detalles específicos como servicios paralelos, excursiones, actividades náuticas en alta mar y un largo etcétera de opciones que se pueden vivir en un chárter náutico.

Tipos de chárter náutico

Como decimos, existen distintas posibilidades a la hora de contratar un chárter náutico en función de la embarcación escogida. Es importante conocer todas las alternativas posibles para elegir la que mejor cumpla con lo que buscamos como clientes, ya que estamos realizando una inversión.

Así pues, éstas son los principales tipos de naves que se suelen alquilar en este servicio, y debemos tener en cuenta que en todos los casos se pueden alquilar con patrón o sin patrón:

  • Catamaranes a vela, una opción recurrente por su estabilidad y la posibilidad de cercanía con la orilla.
  • Yates a motor, cuya eslora suele variar en función de si se alquila por horas para una excursión -entre 5 y 10 metros- o para varios días -entre 10 y 20 metros-.
  • Veleros monocasco, seguramente el chárter náutico más contratado, el cual no suele superar los 15 metros de eslora y, en función de su tamaño, puede albergar un máximo de 10 pasajeros.
  • Chárter de lujo, conocidos como embarcaciones de 5 estrellas que superan los 20 metros de eslora y con tripulaciones más altas que el número de pasajeros.

La legalidad en torno al servicio de chárter náutico

Como es normal, los servicios de chárter náutico están regulados de forma legal en España, concretamente a través de la Ley 14/2014, de 24 de julio, de Navegación Marítima, donde se establecen determinaciones tan relevantes como los requisitos de las embarcaciones y su tripulación, la documentación necesaria y cómo obtener la autorización para ofrecer esta contratación.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de alquilar un chárter náutico?

Si te planteas alquilar un chárter náutico, la principal recomendación que debes seguir reside en la elección del proveedor del servicio. Para evitar posibles contratiempos o incidentes que siempre pueden suceder, es de vital importancia contratarlo en una empresa oficial, que cumpla escrupulosamente con la legislación vigente y cuya actividad principal sea ésta.

Por otra parte, también es muy importante, sobre todo cuando nos decidimos por un chárter náutico sin patrón, tener el título de navegación que te permita manejar la embarcación escogida. De hecho, de no ser así, la organización no debería prestar el servicio. Con Anclademia, obtener un certificado para navegar es mucho más sencillo y rápido de lo que crees.

Post Relacionados

Descuento en todos los cursos
20% OFF
Plazas Limitadas
0
días
0
horas
0
minutos
0
segundos
es_ESES