¿Qué son las borrascas y los anticiclones?

borracas y anticiclones en el mar

A la hora de navegar es sumamente importante recabar información sobre el estado del tiempo. Éste afecta directamente al estado del agua, quien a su vez actúa sobre la embarcación, con el consiguiente decremento de su seguridad y de la tripulación.

Por ello, es sumamente importante identificar y comprender conceptos tan relevantes en meteorología como las borrascas y los anticiclones. Si quieres profundizar más sobre estos fenómenos atmosféricos solo tienes que seguir leyendo.

¿Qué son las borrascas?

Denominadas también áreas de bajas presiones o depresiones, las borrascas son aquellas extensiones formadas por líneas de isobaras cerradas cuya presión es inferior a 1012 milibares o Hectopascales (hPa). La formación de una borrasca trae como consecuencia fuertes vientos y abundantes precipitaciones. Las principales características de las borrascas son:

  • Circulación del viento en sentido contrario de las agujas del reloj (circulación ciclónica) en el hemisferio Norte.
  • Gradiente de presión grande, por lo que las isobaras están muy juntas.
  • Poca extensión.
  • Disminución de la presión de la periferia hacia el interior.
  • Acompañada de fuertes vientos y precipitaciones y nubosidad.
  • Casi siempre son móviles y se trasladan de W a E (a una velocidad de unos 25 nudos).
  • En los mapas españoles se representan con una B, en los EE.UU. e ingleses con una L (LOW), en Francia con una D (depresión) y en Alemania con una T (TIEF).

¿Cómo se forman las borrascas?

Se forman cuando el aire, al calentarse, se hace más ligero y asciende. ¿Cuándo pasa esto? Ocurre cuando un frente frío se cruza con otro cálido. En ese momento, la masa de aire se calienta, gira y termina por quedarse atrapada dentro de él. A ese aire que queda atrapado se le denomina borrasca. Sus efectos se pueden notar entre 4 y 7 días en forma de viento y lluvia.

¿Qué son los anticiclones?

Los anticiclones también son denominados áreas de altas presiones. Son aquellas extensiones formadas por líneas de isobaras cerradas cuya presión es superior a 1012 milibares o Hectopascales (hPa). La formación de un anticiclón produce buen tiempo, cielos despejados y, ocasionalmente, niebla o bruma. De entre sus características podemos destacar:

  • Circulación del viento en sentido horario (circulación anticiclónica) en el hemisferio Norte.
  • Gradiente de presión pequeño, por lo que las isobaras están separadas.
  • Gran extensión.
  • Aumento de la presión de la periferia hacia el interior.
  • Predominio del buen tiempo con vientos flojos o moderados.
  • Se representan en las cartas meteorológicas con una A (España, Italia y Francia), con una H (HIGH, en EE.UU. e Inglaterra; y HOCH en las alemanas). 

¿Cómo se forman los anticiclones?

Un anticiclón ocurre cuando hay una circulación de vientos a gran escala alrededor de un punto central de alta presión atmosférica. Cuando se produce un anticiclón, el aire desciende desde las capas altas de la atmósfera hacia el suelo generando lo que se conoce como subsidencia.

¿Cómo circula el viento en las borrascas y anticiclones?

Lo primero es conocer qué es el viento. Se define como viento a las masas de aire en movimiento. El sol calienta de manera desigual la Tierra, siendo la atmósfera la que recibe la mayor parte de este calor.

El aire, al igual que cualquier gas, al calentarse se dilata por lo que su volumen es mayor (Peso = Volumen x Densidad) y, en consecuencia, su densidad disminuye y tiende a colocarse sobre las capas de mayor densidad.

A mayor densidad corresponde mayor presión y a menor densidad, menor presión, por lo tanto el aire circula de los núcleos de alta presión a los de baja. La circulación de viento se produce al desplazarse las masas de aire de los núcleos de alta presión a los de baja presión.

No sigue un camino directo debido a una serie de elementos, entre los que podemos destacar el movimiento de La Tierra (fuerza geostrófica), la fuerza centrífuga de los movimientos circulares del aire y por el rozamiento con la superficie de la tierra.

La combinación de estas fuerzas hace que la resultante, los vientos, circulen prácticamente paralelos a las isóbaras.

La dirección del viento se indica del lugar de donde viene (32 puntos o cuartas de la rosa de los vientos, o bien en grados circulares de 0º a 360º).

Cómo circula el viento en las borrascas

En el caso de las borrascas, los vientos circulan en sentido ciclónico que es el contrario a las agujas del reloj en el hemisferio Norte de fuera hacia dentro buscando los núcleos de menor presión.

Dentro del Atlántico norte y, por norma general, las borrascas se trasladan de oeste a este (W-E).

Muchas de las que afectan al continente europeo nacen en las costas de EE.UU. y Canadá aunque la mayoría de estas mueren antes de tocar las costas europeas. Hay ramas que se dirigen al NE y mueren en Islandia, otras, la de los frentes polares cuando bajan de latitud, llegan al Canal de la Mancha y se prolongan hasta Noruega y Finlandia.

La trayectoria en la Península Ibérica suele ser ENE aunque dependen mucho de los anticiclones próximos, los cuáles suelen obligarla a cambiar de dirección.

Cómo circula el viento en los anticiclones

El aire circula en sentido anticiclónico a favor de las agujas del reloj en el hemisferio Norte y de carácter divergente, es decir, de dentro hacia fuera buscando los núcleos de menor presión. 

¿Te ha servido este artículo? Si quieres conocer más sobre todos los aspectos que influyen en la navegación puedes seguir leyendo algunos de nuestros post. Si lo que te interesa más son los cursos y prácticas para obtener el título del PER, solo tienes que visitar nuestra web y consultar nuestra oferta.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *