7.3.- MANIOBRAS

7.3.1.-Atraque y desatraque de punta (proa-popa) y costado al muelle

El atraque en punta consiste en amarrar de proa o popa al muelle, generalmente junto a otras embarcaciones amarradas de igual forma (fig.6.11). 

Atracarse de costado a un muelle o pantalán es amarrar de paralelo al muelle
Para esta maniobra es importante que las defensas de la banda que vayamos acercar al muelle estén echadas para asi proteger el costado de la embarcación (fig.6.12) 

7.3.2.- Maniobras de atraque en punta y de costado al muelle.

Atraque en punta con viento de tierra: se acercara la proa al muele para hacer en él fijo dos largos para una vez separada la proa del muelle por la proa acción del viento hacer firme la codera o muerto en popa (fig.6.13). 

Si el viento es de mar en lugar de hacer firme en primer lugar los largos de proa, se hace firme la codera o muerto. 

Atraque de costado con viento de tierra: la aproximación debe hacerse muy despacio y al estar a unas dos esloras se para el motor dejándolo en punto muerto y la arrancada será suficiente para acercar la proa al cantil del muelle y dar como primer cabo el largo de proa (fig.6.14). 

La maniobra si el viento es de mar es la misma salvo que la parada del motor se realiza antes ya que el mismo viento nos acerara la proa. 

7.3.3.- Maniobras de desatraque en punta y de costado al muelle.

Desatraques de las embarcaciones atracadas en punta: se soltaran los cabos de amarre en función del viento dominante, así si es de tierra se soltara la codera (muerto) y posteriormente los largos dando despacio avante o atrás según el atraque se haya realizado de proa o popa teniendo especial atención en caso de tener embarcaciones a sotavento. Para el caso que el viento sea de fuera (de mar) se soltaran los largos y posteriormente la codera realizando la salida de igual manera con especial atención a la banda de sotavento. 

Desatraques de las embarcaciones atracadas al costado.

a) Viento o corriente por la proa o amura (fig.6.15): en este caso, al empujarnos el viento por la proa debemos evitar que la embarcación vaya atrás y golpee a otras embarcaciones. Para ello largaremos primeramente el esprín de proa (1) y el largo de popa (2) lo que hace que la embarcación comience a separase del muelle, largándose el resto menos el esprín de popa, dando avante muy despacio y con timón a la banda y una vez salvado la embarcación de delante soltamos el esprín de popa

b) Viento o corriente por la popa o por la aleta (fig.6.16): en este caso, al empujarnos el viento por la popa debemos evitar que la embarcación vaya avante y golpee a otras embarcaciones. 
Para ello largaremos primeramente el esprín de popa (1) y el largo de proa (2) lo que hace que la embarcación comience a separase del muelle, largándose el resto menos el largo de popa, dando avante muy despacio y con timón a la banda correspondiente para una vez salvado la embarcación de delante soltamos el largo de popa

c) Viento o corriente por el través: en este caso el orden de largar cabos no es sumamente importante, si el viento o corriente es de mar podemos soltar antes los amarres de proa para que ayudándonos con un bichero abramos la proa. 
Si el viento o corriente es de tierra mejor soltar antes ambos esprín y después el largo de proa para que se abra y por último el largo de popa

7.3.4.- Abarloarse a otra embarcación (independientemente del tipo que sean)

El termino abarloarse se conoce como la maniobra de atracar al costado de otra embarcación
Para ello se siguen las mismas reglas que para atracar a un muelle pero extremando más aún las precauciones por el peligro que pueda suponer una mala maniobra. Tanto el abarloante como el abarloado tenderán sus defensas por la banda correspondiente. 

Este tipo de maniobra es frecuente por la falta de espacio en muchos puertos sobre todo cuando se dan afluencias de muchas embarcaciones debido a eventos especiales o a épocas estivales. 
Se deberán dar esprín de popa y proa y traveses a la embarcación abarloante y los largos a los bolardos o norays del puerto (fig.6.17), a su vez debe de encapillarse de manera que no moleste al resto de embarcaciones sobre todo por si necesitan desatracar.

Cuando la embarcación abarloante este fondeada la maniobra deberá realizarse en lugares con resguardo y con viento y mar en calma (fig.18). 
El acercamiento se realizara por la popa con las defensas echadas y con los esprines y traveses ya preparados siendo conveniente que el barco fondeado file más cadena para evitar el garreo.

Si la embarcación abarloante se encuentra a la deriva y hay mala mar a no ser un caso de gravedad (p.e. evacuar a un tripulante enfermo) debe evitarse. Para realizarla en el caso que ambas embarcaciones abatan igual o la embarcación que auxilia es más grande nos acercamos por su barlovento y así la protegemos (socaire) mientras que si es el auxiliado el más grande o abate mas lo haremos por sotavento
También en el caso de incendio el acercamiento deberá realizarse por barlovento

7.3.5.- Amarrar a una boya

Cuando sea posible, sobre todo por espacio, nos acercaremos proa al viento, y al tenerla por una de las amuras se cojera el cabo con el bichero. 
Si esto no fuera posible lo haremos por su barlovento y al tenerla por nuestro través se dará avante despacio para que el viento nos la arrime por nuestro costado (fig.6.19) 

Funciona con BetterDocs